Medidas para evitar contagios por COVID-19 en el trabajo

En gran parte de México el semáforo de riesgo epidémico se encuentra en verde y amarillo, lo cual nos autoriza a realizar nuestras actividades económicas y sociales de forma habitual. Sin embargo no debemos dejar de tomar medidas preventivas.


Los riesgos por contagio de COVID-19 en áreas de trabajo y en el transporte público siguen existiendo. El virus SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad por COVID-19 es un virus muy contagioso, puede transmitirse por medio de gotículas respiratorias y contacto con superficies infectadas.


Con el fin de evitar futuros brotes por COVID-19 en lugares de trabajo es recomendable tomar las siguientes medidas:


Uso de Cubrebocas

El uso de cubrebocas y el distanciamiento entre personas con un mínimo de 1.5 a 2 metros evitará que se lleguen a inhalar partículas del SARS-CoV-2. Es importante cuidar mucho el estado de los cubrebocas, deben estar siempre limpios.


Desinfección y Sanitización

En el área de trabajo es indispensable tener jabón y gel antibacterial para un lavado de manos adecuado así como todos los artículos de limpieza para desinfectar objetos y superficies.


Cuidar la Ventilación

El virus tiene más probabilidades de propagarse en lugares cerrados por lo que ventilar las zonas de trabajo ayuda a disminuir la propagación del virus.


Detección de COVID-19

La mejor medida de prevención es realizar pruebas continuas para detección de COVID-19 al personal del trabajo y sobre todo cuando uno de ellos tiene síntomas. Una prueba PCR o de antígenos es suficiente para detectar si una persona asintomática está contagiada por COVID-19 y evitar que el virus se siga esparciendo.


Cumplir con el Aislamiento

En caso de tener un resultado positivo es importante aislar a la persona para evitar más contagios dentro de la organización. Antes de regresar al área de trabajo se recomienda que la persona contagiada se aplique otro test para asegurarse de que el virus ya no se encuentra activo en su cuerpo.


Volver a las áreas de trabajo bajo la nueva normalidad es un proceso largo y que debe realizarse con todas las medidas de prevención. Bajar la guardia puede crear complicaciones en la salud del personal y disminuir la productividad en todas las áreas de la empresa. La aplicación de pruebas rápidas para empresas puede salvar vidas.


40 visualizaciones0 comentarios